jueves, 9 de marzo de 2017

Por qué acabo en ti.

Hay un camino insustituible de mi mano
a tu rostro
una caricia profunda y clara
una sonrisa de súplica
una mirada de socorro, te quiero tanto que
te empuja a salir de casa en plena tormenta
a auxiliarme, besándome
para que no me ahogue en llanto
no sé si
de reminiscencia o de necesidad,
pero poco me importa cuando
ya has alcanzado mi boca:
entonces,
un intervalo a mar abierto
un deseo de permanencia
una lucha a vida
un temor de perderte
son suficientes para comprender
por qué siempre acabo en ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario